Lindasam

Menominaciones

Posted on: junio 27, 2006

Extraigo este inusual y simpático término como único calificativo a la burgodocencia –ojo, no confunda docencia con decencia querido lector- que impera en los campus universitarios.

Sí, en el último año he sido testigo de las consuetudinarias menominaciones entre maestros y estudiantes donde, alternativamente unos y otros, salen premiados al puro estilo de los concursos literarios organizados por el Estado. What a shame!

En un salón de 12 estudiantes, ridículamente se premian a los 10 mejores.
Lo siento MarieSam, la verdad duele.

Pasando de coles a nabos, cuándo nos volvimos tan “competitivos”. Porqué tenemos ansias de ser los mejores, más allá de cualquier instinto de supervivencia. Llevar medallas en el pecho o varios diplomas bajo el brazo no significan nada si los conseguimos de esa manera.

¡Viva la ley del mínimo esfuerzo! En tu reino habitamos casi todos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: