Lindasam

Archive for the ‘Real life’ Category

Sanando

Posted on: mayo 26, 2008

Al parecer ya puedo escribir en mi blog nuevamente. Se avecinan buenos tiempos.

Anuncios

Aunque ya se lo di en persona, le envío un abrazo muy especial a Nita en estos momentos difíciles.

Nunca pierdas la sonrisa Nita, esa que te caracteriza y la que a él le gustaría que lleves por siempre.

Hablando de aquellas cosas que definitivamente arruinan la Navidad, debo decirles que mi amada abuelita Elva ya no estará más con nosotros.

Su partida nos destrozó. Conocíamos de la gravedad de su estado de salud (diabetes, fase final) pero realmente nos tomó por sorpresa este sábado 22 de diciembre, a las 13h00. Lo más angustiante de todo es que a las 12h30 nos llamaron a decir que agonizaba, pero no llegamos a tiempo.

Es extraño cómo los seres humanos podemos intuir las cosas. El viernes 21, a la media noche, me invadio de repente una gran tristeza… al punto de llorar desgarradoramente sin razón aparente. Falcon -asustado y sorprendido- me preguntó el motivo, a todo lo cual respondí: “Se muere mi abuelita y mi papá está enfermo, y no hay nada que pueda hacer para evitar ambas cosas.”

Luego de lo ocurrido, la enfermera y mi tío me dijeron que mi abuelita no había dormido en la noche y que repetía mi nombre. Sobra decir que hemos pasado la peor Navidad ever.

Como consuelo, nos queda la tranquilidad de haberla cuidado y querido hasta el final. Se fue en paz y en gracia con el Señor y ahora es libre para moverse en el cielo y ya no siente ningún dolor.

Descansa en paz Deborah Kerr, siempre te recordaremos en From here to the eternity.

mabel-y-papito.jpg

Desde tu más tierna infancia, te eduqué.  He intentado ser tu faro alejandrino en todos los aspectos -no sé si lo logré- y siento un enorme orgullo al verte coronar todas las cimas que te propones.

La vida no siempre será fácil, y el periodismo tampoco.  Además de entrenar el “olfato periodístico”-cosa que se supera con la práctica diaria de nutrirse de información-, deberás entender que  con la redacción pasa igual que con la moda: menos es más.

Esto quiere decir que mientras más simple de leer sea un texto, habrá sin duda una mayor nitidez en la expresión de las ideas. Y no se trata de textos vacíos, no; se trata de convertir lo intrincado e inconexo en una finísima y elegante pieza con sentido completo y ritmo, esto es, un texto circular.  Lo último se consigue con una eterna actitud autocrítica, necesarísima para editar un texto más allá de la propia satisfacción personal.

Sabes que todos, tu familia y amigos, te apoyamos de manera incondicional. Somos tus primeros lectores y críticos a la vez, y nunca dejaremos de amarte.

parte_mortuorio1.jpg

El fin de semana fue complicado, tuvo sus altas y bajas. El sábado trabajé desde muy temprano a causa de una emergencia, se me partía el corazón mientras pedía un taxi durante la terapia de mi papi. Le había ofrecido durante 1 semana acompañarle, y ahora esto. En fin, me sentí miserable.

Ya en mi celda, me tocó esperar la desidia de la persona encargada en entregarme los datos para que pueda procesar la información necesaria. Durante 3 horas no pude moverme de mi silla hasta que la doña apareció, dejó un correo con información incompleta e inconexa y luego se fue.

Me hervía la sangre. Pensaba cómo era posible que yo dejará a mi padre en una camilla mientras que ella solo había estado 20 minutos porque tenía que salir de urgencia. No dudé en dejar un correo estipulando que se le otorge la pena capital por su falta de profesionalismo.

Ayer lunes, me enteré que el padre de la imperfecta había fallecido el domingo, lo cual significa que el sábado realmente tenía mejores cosas que hacer. Me sentí una vil rata de alcantarilla (no como Dael o Clau que son pulperitas, sino de las feas).

Supongo que en su situación, yo no habría aparecido sino que hubiera delegado a alguien esa responsabilidad. No he tenido ánimos para aparecer en el velorio. Sigo sin levantar la cabeza, ¡ay de mí!